Aproveche los grandes descuentos en SSD. Comprar ahora

Aproveche los grandes descuentos en SSD. Comprar ahora


Lo siento. Su búsqueda no coincide con ningún número de pieza de Crucial activo o ID de configuración.

Hace años, los creativos debían confiar en las pequeñas tarjetas SD o en HDD portátiles para guardar sus trabajos. Pero ahora, con el avance de las SSD portátiles, puede almacenar, proteger y transportar sus archivos de forma más rápida y sencilla que nunca. (Si está pensando en comprar una SSD interna o externa, nuestra comparación de velocidades le ayudará a decidirse).

A continuación, explicamos las cuatro ventajas de las que se van a beneficiar todos los fotógrafos y videógrafos al pasar a una SSD portátil:

Las SSD portátiles ofrecen una gran capacidad

Una de las razones más obvias para elegir una SSD para hacer copias de seguridad de sus fotos y vídeos es la cantidad de almacenamiento que necesitará. En lugar de tener que lidiar con varias unidades flash o HDD, una SSD portátil proporciona una solución sencilla y compacta para cualquier fotógrafo.

Los fotógrafos pueden almacenar fácilmente todos sus proyectos en una sola unidad. Los tamaños de imagen van de los 250 KB que ocupa una foto en baja resolución hasta los más 6 MB de una foto en alta resolución destinada a imprimirse. Con un tamaño de archivo medio de 5 MB, una SSD de 1 TB tiene capacidad para 200 000 imágenes.

Para los videógrafos, las necesidades de almacenamiento son aún más elevadas. Según la cámara que utilice, una hora de vídeo en 4K podría ocupar desde 42 GB a más de 740 GB. Si se dedica a la fotografía, puede que edite las fotos para asegurarse de que son de la más alta calidad, así que disponer del hardware de diseño gráfico adecuado es importante. Se trata de una gran cantidad de datos para almacenar y transferir, sobre todo cuando hay que editar el material en bruto.

Desde la perspectiva del flujo de trabajo, tener varias tomas en la misma unidad le permite al equipo de edición crear secuencias sin tener que transferir grandes cantidades de datos de diferentes unidades.

Las SSD portátiles son más rápidas

Las SSD son también mucho más rápidas que otras opciones de almacenamiento portátil. Por ejemplo, la X8 Crucial es 7,5 veces más rápida que un HDD portátil y hasta 100 veces más rápida que una unidad flash USB 3.0. Esa ventaja de velocidad se traduce en segundos o minutos ahorrados cada vez que accede o exporta archivos.

Hay dos aspectos relacionados con la velocidad al hablar de una SSD portátil y ambos son importantes para los creativos: la velocidad de lectura y la velocidad de escritura. La velocidad de lectura mide el tiempo que tarda en abrirse un archivo desde un dispositivo. La velocidad de escritura se refiere al tiempo que se tarda en guardar un archivo en el dispositivo.

¿Cómo afecta en una situación real esta diferencia de velocidad de lectura y escritura? Imagínese que está en un exterior. La memoria de la cámara está casi llena y se está quedando sin luz diurna. Necesita hacer una copia de seguridad de sus archivos para poder volver a la sesión fotográfica. Si usa un HDD portátil, podría tardar hasta 70 minutos en guardarlos. Por otra parte, una SSD portátil tardaría menos de 10 minutos en guardar todo.

La velocidad de lectura es un aspecto importante para los fotógrafos y videógrafos durante el proceso de edición. Si retoca imágenes en Photoshop o crea pistas en Premiere Pro, la velocidad de lectura determinará la rapidez con la que podrá acceder a los datos. Para tareas con operaciones intensivas de datos, como editar un vídeo en 4K, esto puede afectar enormemente al flujo de trabajo.

Las velocidades de lectura rápidas le permiten editar sus archivos sin tener que copiarlos primero en su ordenador principal.

Las SSD portátiles facilitan la colaboración

Tal y como indica el nombre, una SSD portátil es…, bueno, eso: portátil. Entonces, ¿por qué tendría que ser importante para un creativo mientras se encuentra manos a la obra?

Para los principiantes, eso evita los problemas de intentar copiar los archivos solo en un ordenador portátil o PC, algo que no solo resulta difícil de manejar (imagínese llevando el ordenador de sobremesa por un bosque mientras intenta encontrar una toma de corriente) sino que también limita el flujo de trabajo.

Con una SSD portátil puede entregar rápidamente sus archivos a un editor o colaborador sin tener que esperar horas a que todo se cargue en la nube. Además, si se encuentra en una ubicación remota sin Internet, contará con una copia de seguridad segura de sus archivos.

Y todavía mejor, la SSD le permite editar y leer archivos directamente desde la unidad, ahorrándole los problemas de tener que copiar cada archivo al ordenador, algo que puede resultar especialmente útil al manejar archivos de gran tamaño mientras edita vídeos, por ejemplo.

Las SSD portátiles son más duraderas que los HDD

Tanto si se trata de un trabajo en el campo como en la ciudad, puede estar tranquilo: sus archivos están seguros con una SSD. Las SSD portátiles están diseñadas para soportar condiciones extremas y pueden soportar cualquier condición que puede encontrase un creativo sobre el terreno.

A diferencia de los HDD antiguos, que dependen de un disco giratorio para leer la información, las SSD no tienen piezas móviles, lo que hace que sean mucho más resistentes contra golpes, baches, vibraciones y caídas. Cuando no puede disponer de conexión a Internet, una copia de seguridad segura es el doble de importante.

El almacenamiento fiable es fundamental para garantizar el flujo de trabajo de fotógrafos y videógrafos. Las SSD portátiles proporcionan una solución más rápida y duradera que los HDD y las unidades flash más antiguas. Los creativos pueden hacer una copia de seguridad de sus archivos sin complicaciones y sin necesidad de contar con una conexión a Internet, enviar proyectos enormes a colaboradores y editar los archivos directamente desde la unidad sin perder nada de productividad.