Filtrar por:

10 consejos para aumentar la velocidad de un sistema Mac® lento

Aprenda a acelerar su sistema Mac con estos diez consejos útiles.

A todos nos gustan los ordenadores Apple®, pero hasta los sistemas Mac pueden volverse lentos con el tiempo. Las aplicaciones y los programas cada vez exigen más requisitos, consumen una gran cantidad de recursos del sistema (en concreto, memoria), y poco a poco va perdiendo el rendimiento y la respuesta rápida por los que son tan famosos los sistemas Mac.

Es posible que al añadir software y programas a su sistema Mac, lo ralenticen y ocasionen problemas. Identificar programas o archivos corruptos es importante; sin embargo, un rendimiento lento suele tener un origen menos “siniestro”. Hay formas más fáciles de resolver este problema que gastar una cantidad considerable de dinero comprando un ordenador nuevo: pruebe estos 10 consejos para que su sistema Mac vaya más rápido que nunca.

Un hombre empujando una roca cuesta arriba para indicar lo lento que puede ir un sistema Mac

1. Reinicie ocasionalmente

Es fácil dejar su sistema Mac encendido sin preocuparse de tener que apagarlo. Normalmente está listo para ponerse en marcha cuando lo necesite, y es una de las ventajas de los productos Apple que nos atraen a todos. Reiniciar el ordenador tras haber guardado información actualiza la RAM cuando el sistema se vuelve a arrancar y también elimina las aplicaciones o procesos innecesarios que se estaban ejecutando en segundo plano.

2. Limite las aplicaciones que tiene abiertas

Abrir demasiadas aplicaciones a la vez ocupa unos recursos valiosos de la RAM. Si está realizando múltiples tareas, la RAM disponible se divide entre todos los programas que tiene abiertos, y las operaciones que realiza cada uno. Una de las ventajas de actualizar su memoria es que se aumenta el número de aplicaciones que puede tener abiertas cuando realiza múltiples tareas, sin apreciar ningún rendimiento intermitente ni retardos.

3. Limite el número de pestañas abiertas del navegador

Podría sorprenderse de cuánta memoria consumen las aplicaciones que usa a diario. Al navegar por Internet con demasiadas pestañas abiertas, su sistema puede terminar “arrastrándose” si no tiene bastante memoria. Cada pestaña nueva es prácticamente como abrir un navegador nuevo, y cuando tiene más de diez pestañas abiertas, su memoria y los recursos del sistema se agotan.

Aquí puede averiguar qué aplicaciones está usando su memoria justo en este instante:

  • En la aplicación Finder, haga clic en Aplicaciones > Utilidades > Monitor de Actividad >y, a continuación, haga clic en la pestaña Memoria
  • Verá una lista de procesos ordenados por la cantidad de memoria que están usando
  • En función de cómo use su ordenador, es probable que su aplicación de navegador preferida esté consumiendo mucha memoria y ralentizando el sistema

Si tiene navegadores o pestañas abiertos que ya no esté usando, ciérrelos, porque ralentizarán su sistema.

Captura de pantalla de la ventana Monitor de Actividad de un Mac que ayuda a los usuarios a identificar qué aplicaciones están usando la memoria de su Mac

4. Elimine las aplicaciones que no usa

La solución para un sistema Mac lento probablemente no sea añadir más software, puesto que su velocidad ya está reducida por todo lo que tiene instalado. Hay algunos programas de software disponibles para descarga que podrían mejorar ligeramente la velocidad del sistema, pero no atajan el problema de raíz ni ofrecen cambios drásticos en el rendimiento. Si existiera una descarga que pudiera solucionar todos los problemas de su sistema, estaría genial, pero desgraciadamente hasta ahora no hay ningún programa parecido.

Si aún usa un disco duro (y no una SSD) y está casi lleno, lo más recomendable es liberar espacio quitando aplicaciones que ya no use. Los discos duros almacenan datos y acceden a ellos desde discos giratorios, por lo que es necesario un tiempo de espera hasta que se localiza el contenido que desea cargar. Las SSD no usan piezas móviles mecánicas pequeñas como un disco duro, por lo que no tienen este problema de tiempo de espera.

5. Reduzca el número de aplicaciones en su Dock

Cada aplicación del Dock requiere datos usan los recursos de su sistema, para poder acceder más rápidamente que buscándolos desde una ventana de “Finder”. Si su sistema está casi al límite, es una forma rápida de darle algo más de espacio disponible. Si abre Preferencias del Sistema > Dock, puede quitar la marca de Apertura de aplicaciones animada y Ocultar y mostrar el Dock automáticamente para limitar aún más la cantidad de RAM que usa el Dock.

Captura de pantalla de una ventana emergente del Dock en un Mac que ayuda a controlar las aplicaciones

6. Elimine su salvapantallas

A todos nos gusta enseñar nuestras fotos usándolas como salvapantallas o editando los ajustes para que la imagen cambie cada 5 o 15 minutos. Sin embargo, para que esto ocurra, su sistema debe asignar recursos para acceder a las fotos, cambiar el fondo del escritorio y cargar el salvapantallas. Estas actividades pueden ralentizar su sistema. Abra Preferencias del Sistema > Escritorio y salvapantallas, haga clic en la pestaña Escritorio y quite la marca de verificación de la opción Cambiar imagen. A continuación, haga clic en la pestaña Salvapantallas, haga clic en el menú desplegable junto a Iniciar tras y seleccione Nunca

Captura de pantalla de la ventana emergente Escritorio y salvapantallas de un Mac

7. Actualice su memoria

Aquí puede ver cuánta memoria tiene en su Mac si usa OS X® Sierra:

  • Haga clic en el logotipo de Apple en el menú Apple de la parte superior de la pantalla.
  • Haga clic en Acerca de este Mac

Según la versión del sistema operativo y modelo del Mac que se use, este paso es diferente. Por ejemplo, con el OS X El Capitan, la memoria que tenga instalada (cantidad de GB, velocidad y nivel de tecnología de memoria compatible, como DDR3, DDR2, etc.) aparecerán como parte del panel General. Obtenga más información sobre cómo actualizar la memoria de su sistema Mac con nuestra guía de compra de memoria Mac.

Su sistema Mac tendrá bastante espacio para añadir más gigabytes (GB) de memoria porque los sistemas actualizables no se suelen enviar con el máximo de RAM preinstalado. Si su sistema Mac es un modelo de 2011 o más nuevo, consulte cuánta memoria puede usar o configurarse según las especificaciones de Apple: iMac®, Mac Pro®, MacBook Pro®, MacBook®y Mac mini®.

Una actualización de memoria (RAM) es una solución perfecta y fácil para mejorar la capacidad de respuesta, la rapidez de ejecución de las aplicaciones y la capacidad para realizar múltiples tareas. Ya que prácticamente todos los ordenadores dependen de la memoria para funcionar, es fundamental tener la máxima cantidad posible, por eso una actualización de memoria es uno de los mejores métodos para mejorar el rendimiento de un Mac. Este es un factor clave porque la mayoría de los sistemas Mac no se envían con el máximo de memoria instalado, algo que puede solucionarse completando cada ranura de memoria del sistema con los módulos DRAM de la densidad más alta (en GB) que puedan admitir. Obtenga más información sobre los módulos de memoria.

Tres dispositivos de memoria de ordenador (RAM)

8. Cambie su disco duro (HDD) por una SSD

Actualizar a una SSD permite realizar tareas diarias de media seis veces más rápido que con un disco duro.1 Por lo que arrancar, cargar programas, guardar datos y transferir archivos es bastante más rápido. La mayoría de los sistemas Mac más antiguos integraban la tecnología de almacenamiento ya desfasada de un disco duro, en cambio, las SSD permiten acceder a los datos casi al instante empleando la tecnología avanzada de la memoria flash en lugar de componerse de pequeñas piezas móviles propensas a fallos y a un rendimiento lento. Las SSD son mucho más rápidas que los HDD y además son más duraderas, fiables y eficientes en términos energéticos. Descubra cuánto almacenamiento SSD podría necesitar.

Si el problema con su ordenador es que las aplicaciones se quedan sin recursos para funcionar a la velocidad óptima, la recomendación es añadir más recursos. El software se alimenta del hardware, que es la fuente de los recursos de rendimiento de su sistema, y ahí es donde debería realizar los cambios. Probablemente, el problema no sea su Mac, sino los componentes del sistema, y eso tiene una solución fácil.

Actualizar su hardware ataja de raíz el problema de un rendimiento lento, una solución distinta a las ofrecidas por las descargas de programas de terceros que prometen reparar fácilmente su sistema. Es tentador pensar que una simple descarga solucionará todos los problemas de su ordenador, pero no caiga en la trampa de un programa de ordenador que le ofrece ventajosas características que apenas durarán un instante y que acabará causándole aún más frustración. Hay un método más fiable para dar nueva vida a su sistema Mac y con una durabilidad probada: añadir más RAM y una SSD.

Unidades de estado sólido (SSD) Crucial

9. Manténgase actualizado

Actualizar las aplicaciones de un sistema o el sistema operativo (Mac OS X) no solo le ofrece las últimas características, también suele llevar asociado mejoras de rendimiento que suelen usar más recursos del sistema. Con la máxima cantidad de RAM instalada y una SSD, estará bien equipado para ejecutar la última versión de todos los programas actualizados.

10. Use la Utilidad de Discos si lo necesita

La Utilidad de Discos incluye la característica Primera Ayuda que puede servir para reparar determinados problemas del disco y que incluso le informa si su disco está a punto de sufrir un fallo. Para acceder a Primera Ayuda en Mac OS X Sierra, haga lo siguiente:

  • En Finder, abra la carpeta Aplicaciones
  • Abra Utilidades
  • Abra ‘Utilidad de Discos
  • Haga clic en el botón Primera Ayuda

Siga estos consejos y su sistema Mac funcionará a la velocidad de la luz.


1. Tiempos de rendimiento basados en pruebas de laboratorio internas llevadas a cabo en agosto de 2015. Cada tarea se ejecutó y temporizó tras el arranque del sistema, a fin de que otros factores y aplicaciones no influyeran en la carga ni en los tiempos de arranque. El nivel de rendimiento real puede variar en función de la configuración individual del sistema. Configuración de prueba: SSD Crucial MX200 de 1 TB y disco duro interno HGST Travelstar® de 1 TB Z5K1000, probados en un portátil HP® Elitebook® 8760W, procesador Intel® Core™ i7-2620M 2,70 GHz, memoria Crucial DDR3 1333 MT/s de 4 GB, BIOS Rev. F50 (5 de agosto de 2014) y sistema operativo Microsoft® Windows® 8.1 Pro de 64 bits.

©2017 Micron Technology, Inc. Todos los derechos reservados. La información, los productos y las especificaciones están sujetos a cambios sin previo aviso. Ni Crucial ni Micron Technology, Inc. se responsabilizarán por las omisiones u errores que pueda haber en la tipografía o en las fotografías. Micron, el logotipo de Micron y el logotipo de Crucial son marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Crucial y el logotipo de Crucial son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Apple, Mac, Mac Pro, Mac Mini, MacBook, MacBook Pro, OS X e iMac son marcas comerciales de Apple Inc., registradas en los Estados Unidos y otros países. Todas las demás marcas comerciales y marcas de servicio son propiedad de sus respectivos dueños.