Filtrar por:

Cómo montar un ordenador: conceptos básicos

Cómo encontrar el mejor almacenamiento, la mejor memoria y el mejor procesador para ensamblar un ordenador inmejorable.

Hoy en día es más fácil que nunca ensamblar su propio PC, ¿pero por dónde empezar? El primer paso es determinar qué quiere obtener de su nuevo ordenador. Esta decisión influirá en el resto del proceso. Una vez que sepa lo que quiere de su ordenador sabrá qué hardware necesita, que es la base del rendimiento de todo ordenador. Obtenga el mejor rendimiento a un precio menor apostando por los componentes adecuados desde el principio. Ahora es cuando puede empezar a montar su equipo.

¿Qué equipo desea montar?

Es fácil sentirse abrumado por todas las variables que intervienen en el montaje de un PC. ¿Desea ensamblar un PC para ahorrarse dinero? ¿O por el contrario desea obtener los mejores niveles de rendimiento posibles? El elemento común en cualquiera de estas dos opciones es el hardware: la placa base, el procesador (CPU), el almacenamiento (disco duro o SSD) y la memoria (RAM). Las “entrañas” del ordenador son las que tienen un mayor impacto sobre el rendimiento del sistema, mientras que el resto de los componentes, como la carcasa, el sistema operativo (SO), el monitor, el ratón, la fuente de alimentación y el teclado, afectan mucho menos al funcionamiento del ordenador, aunque siguen siendo importantes.

¿Qué componentes claves necesita?

Una vez que haya decidido qué tipo de PC desea montar, puede empezar a investigar y comprar el hardware que necesite de acuerdo con su plan. Estas son las piezas esenciales: 

Placa base

La placa base es el primer componente que debe escoger. La placa base no solo dictará el factor de forma y tamaño físicos de los componentes de su PC, sino que también determinará qué otras piezas de hardware serán compatibles con el ordenador. Por ejemplo, la placa base establece la potencia que podrá admitir el procesador, la tecnología de memoria (DDR4, DDR3, DDR2, etc.) y el número de módulos que será posible instalar, además del factor de forma de la unidad de almacenamiento (6,35 cm, mSATA o M.2) y la interfaz de almacenamiento (SATA o PCIe). Si bien le interesa escoger su placa base en función de los componentes compatibles, esta pieza de hardware debería ser su punto de partida. Obtenga más información sobre la compatibilidad de RAM y placas base.

La placa base de un ordenador.

Procesador/unidad central de procesamiento (CPU)

La CPU es el motor de su ordenador y define las expectativas de rendimiento para todo el sistema. La memoria y el almacenamiento alimentan al procesador, el cual controla todas las transacciones de datos dentro del ordenador. Al determinar la CPU que va a instalar, preste atención a los gigahercios (GHz): a mayor GHz, más rápido es el procesador. No obstante, más GHz también significa que la CPU consume más energía, cosa que podría aumentar la temperatura del sistema y requerir un mejor flujo de aire o una mejor disipación del calor.

Unidad central de procesamiento (CPU) de un ordenador.

Memoria (RAM)

Añadir memoria (RAM) es una de las formas más sencillas, rápidas y económicas de mejorar el rendimiento del ordenador que esté ensamblando dado que dotará a su sistema de más espacio disponible para almacenar temporalmente los datos que estén en uso. Casi todas las operaciones de los ordenadores hacen uso de la memoria; esto incluye tener varias pestañas abiertas mientras navega por Internet, escribir y redactar un correo electrónico, realizar múltiples tareas con diferentes aplicaciones e incluso mover el cursor de su ratón. Incluso los servicios y procesos en segundo plano, como las actualizaciones del sistema, pueden acaparar parte de su RAM. Por eso es importante tener la máxima memoria posible. Cuantas más cosas quiera hacer, más memoria necesitará.

Memoria (RAM) Crucial para un ordenador.

 

A la hora de escoger la mejor RAM para su sistema debe tener en cuenta dos cosas: la compatibilidad y la cantidad de RAM que pueda admitir su ordenador. Primero, en cuestión de compatibilidad, identifique el tipo de módulo que use su sistema averiguando su factor de forma (la forma física del módulo. Por lo general, los ordenadores de sobremesa utilizan UDIMM, mientras que los ordenadores portátiles usan SODIMM) y luego determine la tecnología de memoria (DDR4, DDR3, DDR2, etc.) que admite su sistema. En segundo lugar, su sistema solo tendrá capacidad para determinada cantidad de GB de memoria. Si compra 64 GB de RAM y su ordenador solo puede admitir 16 GB, estará desperdiciando 48 GB de memoria que no podrá aprovechar.

Por suerte, existe una forma sencilla de encontrar actualizaciones compatibles: Descargue la herramienta Crucial® System Scanner y deje que haga el trabajo por usted. Con esta herramienta podrá ver la cantidad de memoria que tiene actualmente, la capacidad de memoria máxima de su ordenador y las actualizaciones disponibles para su sistema específico. Usar System Scanner no le costará ni un céntimo y le permitirá encontrar componentes con compatibilidad garantizada siempre que haga un pedido en Crucial.es.

Almacenamiento

Sus archivos y datos se almacenan a largo plazo en su unidad de almacenamiento. Estos datos se almacenan o bien en un disco duro (HDD) o bien en una unidad de estado sólido (SSD). Aunque generalmente los discos duros le ofrecerán más espacio de almacenamiento (en GB), las SSD los han convertido en prácticamente obsoletos ya que son de media 6 veces más rápidas1 y 90 veces más eficientes en términos energéticos2 que los discos duros.

La diferencia de velocidad se deriva de la forma en que estos dos dispositivos de almacenamiento leen y escriben datos. Las velocidades de lectura y escritura miden la rapidez de carga de los datos (lectura) y la rapidez con que se guardan/transfieren (escritura). Los discos duros usan pequeñas piezas mecánicas móviles y platos giratorios para esto, mientras que las SSD utilizan tecnología NAND flash. La diferencia entre ambas tecnologías es una mayor velocidad, eficiencia y durabilidad dado que las pequeñas piezas mecánicas y los platos giratorios son mucho más susceptibles a sufrir daños físicos que la tecnología NAND. Gracias a esto, con las SSD podrá acceder a sus datos más rápidamente y estos se conservarán durante mucho más tiempo.

Unidades de estado sólido (SSD) Crucial

Carcasa, ventiladores y fuente de alimentación

En función del tipo de PC que desee ensamblar, necesitará que su carcasa y fuente de alimentación se correspondan con lo que necesite. Si está creando un dispositivo de alto rendimiento con mucho consumo, necesitará una fuente de alimentación resistente para que todo funcione como debería, además de una carcasa con un flujo de aire y unos ventiladores internos óptimos para expulsar el aire caliente que pudiese dañar el sistema. Las bridas le resultarán increíblemente útiles para gestionar todos los cables de su equipo. Además, organizar los cables mejorará el flujo de aire. 

La fuente de alimentación de un ordenador.

Cómo montar un PC sin salirse del presupuesto

La cantidad de dinero que invierta en las piezas de un ordenador será variable. Si está montando un PC con el objetivo de ahorrarse dinero, como mínimo querrá igualar el rendimiento de un ordenador de sobremesa o portátil comprado en tienda gastándose menos. Por el contrario, si lo que quiere es conseguir el máximo rendimiento posible en todos los componentes de su PC, prepárese para pagar más. Los procesadores rápidos cuestan más que los lentos y las memorias y SSD con más GB cuestan más que aquellas con capacidades menores.

Dado que la memoria y el almacenamiento conforman gran parte de los costes dentro de un ordenador, ensamblar su propio ordenador le brinda la oportunidad de ahorrar en estos componentes añadiendo los suyos propios. Aunque los costes de las RAM y las SSD aumentan con la cantidad de GB que ofrecen, estas son menos costosas que comprar componentes preinstalados (y a menudo inadecuados) que, probablemente, deberá actualizar en un futuro cercano.

Cómo ensamblar su PC

Al reunir todas las piezas, asegúrese de tener gran cantidad de espacio para mantener organizado el proceso de ensamblaje. Tenga cuidado con la electricidad estática: es una de las pocas formas en que se puede dañar el hardware, y puede evitarla fácilmente. Descargue la electricidad estática acumulada de forma natural en su cuerpo con frecuencia tocando una superficie metálica sin pintar o utilice una muñequera de descarga electroestática (ESD, por sus siglas en inglés) para proteger a los componentes de su sistema de la electricidad estática. También es útil tener un bote de aire comprimido para eliminar el polvo o residuos finos de la interfaz mientras instala el procesador, la memoria y la SSD. 

Adición del hardware

Para obtener las instrucciones de instalación del procesador y la fuente de alimentación, así como las instrucciones sobre cómo colocar la placa base en la carcasa, consulte el manual de usuario de cada componente. El hecho de instalar o montar las piezas no es complicado, pero existe la posibilidad de cometer errores. Por este motivo, lo mejor es seguir las instrucciones detalladas paso a paso de cada pieza específica.

Instalación de la memoria

La RAM es el hardware más sencillo de instalar al ensamblar un ordenador. Localice las ranuras de memoria en la placa base. Sostenga los módulos de memoria por los lados para evitar tocar los chips y los pines dorados. Alinee las muescas del módulo con los rebordes de la ranura y luego presione firmemente el módulo hacia adentro hasta que haga clic. Al presionar, tenga en cuenta que se necesitan cerca de 13 kg de presión para instalar por completo un módulo. Obtenga más información sobre cómo instalar memoria en un ordenador portátil o en un ordenador de sobremesa.

Instalación de memoria en un nuevo ordenador ensamblado.

Instalación del HDD o la SSD

Según el factor de forma de la SSD que haya adquirido (6,35 cm, mSATA o M.2), la instalación requiere fijar la unidad a la interfaz de almacenamiento y luego insertarla en el puerto de la unidad (si es una SSD de 6,35 cm). Si está buscando la mayor capacidad posible y tiene un presupuesto extremadamente ajustado, un disco duro podría ser una opción atractiva. Para obtener las instrucciones de instalación de su disco duro, consulte su manual de usuario. Obtenga más información sobre cómo instalar una SSD con nuestras guías y vídeos.

Instalación de almacenamiento en un nuevo ordenador ensamblado.

Es hora de arrancar su nuevo ordenador.

Una vez que su sistema esté montado, es hora del gran momento: apriete el botón de encendido. Asegúrese de que su monitor y teclado estén conectados al ordenador y, si todo funciona correctamente, aparecerá una pantalla para acceder al BIOS del sistema. Si tiene una unidad de disco o flash con un sistema operativo, colóquela en la unidad apropiada, arranque el sistema y podrá instalar el SO. En este punto, el montaje ha finalizado. Enhorabuena, acaba de ensamblar su propio ordenador. Bien hecho.


1. Tiempos de rendimiento basados en pruebas de laboratorio internas llevadas a cabo en agosto de 2015. Cada tarea se ejecutó y temporizó tras el arranque del sistema, a fin de que otros factores y aplicaciones no influyeran en la carga ni en los tiempos de arranque. El nivel de rendimiento real puede variar en función de la configuración individual del sistema. Configuración de prueba: SSD Crucial MX200 de 1 TB y disco duro interno HGST Travelstar® de 1 TB Z5K1000, probados en un portátil HP® Elitebook 8760W, procesador Intel® Core i7-2620M 2,70 GHz, memoria Crucial DDR3 1333 MT/s de 4 GB, BIOS Rev. F50 (5 de agosto de 2014) y sistema operativo Microsoft® Windows® 8.1 Pro de 64 bits.

2. Comparación del consumo de potencia media activa basada en las especificaciones publicadas de la unidad de estado sólido Crucial MX300 SSD de 1 TB y el disco duro interno Western Digital® Caviar Blue WD10EZEX de 1 TB, que desde enero de 2016 es uno de los discos duros internos más vendidos del sector. Todas las demás capacidades de la SSD Crucial MX300 tienen especificaciones de consumo de energía promedio activas comparables, excepto la versión de 2050 GB de la unidad que consume 0,15 W.

©2017 Micron Technology, Inc. Todos los derechos reservados. La información, los productos y las especificaciones están sujetos a cambios sin previo aviso. Ni Crucial ni Micron Technology, Inc. se responsabilizarán por las omisiones u errores que pueda haber en la tipografía o en las fotografías. Micron, el logotipo de Micron, Crucial y el logotipo de Crucial son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Todas las demás marcas comerciales y marcas de servicio son propiedad de sus respectivos propietarios.