Resolución de problemas de las SSD en un ordenador MacBook Pro®

¿Su ordenador MacBook Pro con una Crucial® SSD va muy lento, se bloquea, no permite ver la unidad o da un error al intentar formatear o reinstalar macOS X®? Estos son algunos pasos que puede seguir para averiguar qué está ocasionando el problema.

Un posible problema de hardware en el MacBook Pro

Un paso importante para aislar el origen del problema es extraer físicamente la unidad del MacBook Pro para descartar problemas internos en el propio ordenador. Tenga en cuenta que aunque su unidad antigua, u otra diferente, podrían no mostrar problemas dentro del MacBook Pro, esto no descarta que exista un problema potencial de hardware en el sistema.

Al extraer la SSD, asegúrese de seguir las guías de instalación correctas. Puede usar uno de los documentos de instalación que verá disponibles en nuestra página de  soporte para SSD de Mac . Con la unidad extraída, conéctela con algún tipo de carcasa de unidad externa, o un cable adaptador de USB a 2,5 pulgadas como este disponible en Crucial.com.

Cuando tenga la SSD conectada físicamente y de forma externa al Macbook Pro, mantenga pulsada la tecla OPTION mientras el sistema se enciende. Si ya tiene OS X® instalado en la unidad, se abrirá el Gestor de arranque, donde podrá seleccionar la SSD (ahora una unidad USB externa) como su dispositivo de arranque. Si selecciona la SSD y pulsa Intro, podrá probar la unidad y ver cómo responde. Tenga en cuenta que la SSD podría ir más lenta porque ahora funciona a través de la interfaz USB, pero el escritorio debería cargarse y poder usar el software que tiene en la unidad.

Si tiene problemas al arrancar la SSD conectada de forma externa o no ha instalado OS X en la unidad, siga los pasos para borrar su SSD y continúe con la reinstalaión del sistema operativo.

Si puede borrar su SSD externamente e instalar OS X en la unidad, la SSD funciona con normalidad. Si las pruebas con la unidad fuera del MacBook Pro tienen resultados positivos, puede volver a instalar la unidad en el MacBook Pro para ver qué ocurre. Sin embargo, si el sistema da problemas tras instalar la unidad, hay un problema potencial de hardware dentro del MacBook Pro, posiblemente por un cable de cinta que no funciona bien o un problema de la placa lógica.

Otro opción es ejecutar Apple Hardware Test por si con esta herramienta se detecta problemas aparentes en la memoria u otros errores. Tenga en cuenta que las pruebas de hardware pueden dan error en unidades en buen estado instaladas tras el cable de cinta, por eso también es importante realizar las pruebas con la unidad fuera.

Posibles problemas de OS X

Un problema con el propio sistema operativo podría ocasionar numerosos problemas. Un sistema operativo con problemas puede ser el origen de un rendimiento lento, bloqueos del sistema o errores de carga. Para descartar posibles problemas de OS X, pruebe a reinstalar el sistema operativo. En primer lugar, haga una copia de seguridad de los datos importantes, siga las directrices de Apple y recuerde borrar su disco antes de reinstalar.

En algunas situaciones, la partición de recuperación de una unidad podría estar dañada. Si es así, tendrá que usar el modo de recuperación de Internet si tiene un MacBook Pro de 2011-2012, pero si su modelo es anterior a 2011, busque un soporte de recuperación OS X en un DVD o una unidad flash.

Un cable de cinta defectuoso

Un posible problema con los sistemas MacBook Pro tiene que ver con el cable de cinta negra que se conecta a la unidad interna. Con el tiempo, este cable puede presentar problemas que afectan al funcionamiento de la unidad. Estos problemas suelen ser más comunes con las SSD rápidas porque usan el 100 % del ancho de banda de ese cable. Un HDD más antiguo y lento solo usa una parte de este ancho de banda y puede ser más resistente a estos problemas. Por esta razón, si su disco duro antiguo (o incluso una SSD diferente) funciona bien con un cable, no descarte que el problema pueda estar en el cable.

Lo más importante que hay que recordar: Si puede ver la SSD, borre la SSD y transfiera los datos al disco conectado externamente al MacBook Pro, o a otro sistema, lo más probable es que la SSD funcione.

Si parece que el problema es el cable de cinta de su MacBook Pro, la solución es relativamente fácil. Si ya ha sustituido físicamente su disco por una SSD, solo tiene que realizar algunos pasos más para cambiar el cable existente. Recomendamos buscar en un buen sitio online para comprar piezas Mac para comprar un cable de sustitución. Si se arriesga a comprar un cable muy barato, también podría estar defectuoso, por eso, vaya a un distribuidor oficial de Apple.

Una SSD defectuosa

Si los pasos anteriores no resuelven el problema, podría ser necesario sustituir su SSD. Por lo general, si la SSD está defectuosa, dará errores cuando intente borrar/formatear la unidad tanto si está instalada dentro como fuera del MacBook Pro. Si la SSD no se detecta independientemente de donde se instale, pruebe nuestras instrucciones de ciclo de encendido para intentar restablecer la SDD, pero si con esta medida no se recupera la unidad, lo más probable es que haya que sustituirla.

Si acaba de comprar su SSD, consulte en el lugar de compra las opciones de sustitución. Si ya ha pasado el período de devolución del distribuidor al que compró la unidad, o la ha adquirido directamente de Crucial.com, puede enviar una solicitud de RMA online a través de nuestro sitio web o acceder a nuestras opciones de soporte aquí y seleccionar su región.

©2019 Micron Technology, Inc. Todos los derechos reservados. La información, los productos y las especificaciones están sujetos a cambios sin previo aviso. Ni Crucial ni Micron Technology, Inc. se responsabilizarán por las omisiones u errores que pueda haber en la tipografía o en las fotografías. Micron, el logotipo de Micron, Crucial y el logotipo de Crucial son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Macbook Pro, macOS y OS X son marcas comerciales de Apple, Inc., registradas en Estados Unidos u otros países. Todas las demás marcas comerciales y marcas de servicio son propiedad de sus respectivos dueños.


Chat en directo
Chatear sin conexión