Mi SSD solía ser mucho más rápida

Las SSD Crucial tienen la característica de mantenimiento de recolección de basura activa integrada en el controlador de la SSD. Mediante la recolección de basura activa se realiza una limpieza de la unidad en segundo plano y se ejecuta cuando la SSD recibe alimentación, pero no está leyendo ni escribiendo datos de forma activa. La finalidad de esta característica es mantener el rendimiento de la SSD en entornos donde el comando Trim (del que ya hemos hablado) no funciona bien.

Para que la recolección de basura activa funcione, la SSD tiene que tener períodos de tiempo de inactividad. Si la SSD no tiene ningún período de inactividad (p. ej., está constantemente transfiriendo datos), la recolección de basura activa no se activará nunca. La unidad también debe tener espacio disponible vacío, porque el comando  Trim y la recolección de basura activa dependen de la capacidad de transferir datos entre un sector y otro para poder completar el proceso de limpieza. Para obtener los mejores resultados, si se mantiene al menos el 10 % de la SSD libre, se garantiza que este proceso se ejecute de forma óptima.

Una SSD que no reciba comandos Trim y en la que no se ejecute correctamente la recolección de basura activa no tendrá nunca las celdas limpias una vez borrados los datos. Con el tiempo, acabarán por acumularse datos “basura”, que mermarán el rendimiento y pueden ocasionar que el sistema se bloquee.

Si advierte que el rendimiento de la SSD disminuye, podría tener que forzar la ejecución de la recolección de basura activa encendiendo la SSD y dejándola inactiva entre 6 y 8 horas. Después, la funcionalidad y el rendimiento de su unidad quedarán restaurados.

Siga estos pasos para activar la recolección de basura activa en su SSD Crucial:

  1. En un PC, encienda con la SSD instalada y acceda al BIOS o UEFI de su sistema (consulte en la documentación del fabricante de su sistema cómo acceder al BIOS).  Deje el sistema en este menú durante 6-8 horas, que mantendrá la SSD encendida pero sin ejecutar ninguna operación, por lo que la recolección de basura podrá ejecutarse.
  2. En un Mac®, mantenga pulsada la tecla Opciones durante el encendido para acceder a la pantalla Gestor de arranque. Si deja el Mac en esa pantalla, la SSD recibe alimentación pero la mantiene en estado de inactividad, por lo que la recolección de basura puede funcionar, como el BIOS o UEFI en un portátil Windows®. 
  3. Para evitar que el rendimiento vuelva a disminuir, puede modificar los ajustes de alimentación para que la SSD se mantenga encendida cuando su ordenador entre en modo de suspensión, así podrá ejecutarse la recolección de basura.

En un ordenador Windows:

  • Vaya a Panel de control
  • Vaya a Hardware y sonido
  • Vaya a Opciones de energía
  • Seleccione Cambiar la configuración del plan
  • Seleccione Cambiar configuración avanzada
  • Asegúrese de que el campo “disco duro” está configurado como “nunca” (los usuarios de portátil deben seleccionar “batería y fuente de alimentación”).

En un ordenador Mac:

  • Vaya a Preferencias del sistema
  • Vaya a Ahorro de Energía
  • Confirme que la casilla  “Poner discos duros en reposo cuando sea posible no está marcada.

 

©2019 Micron Technology, Inc. Todos los derechos reservados. La información, los productos y las especificaciones están sujetos a cambios sin previo aviso. Ni Crucial ni Micron Technology, Inc. se responsabilizarán por las omisiones u errores que pueda haber en la tipografía o en las fotografías. Micron y el logotipo de Micron, Crucial y el logotipo de Crucial son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Mac es una marca comercial de Apple Inc., registrada en Estados Unidos u otros países. Windows es una  marca comercial de Microsoft Corporation en Estados Unidos u otros países.  Todas las demás marcas comerciales y marcas de servicio son propiedad de sus respectivos dueños.