Ensamblaje del módulo: Por qué es importante

Dado que solo unas pocas empresas fabrican memorias y son cientos las que venden módulos reensamblados, es importante comprender cómo se ensamblan los módulos. La forma en que se ensambla un módulo es crucial para determinar la funcionalidad general, y es un indicador importante de la calidad general. A continuación, se presentan tres prácticas de ensamblaje que diferencian ensambladores de alta y baja calidad.

Reflujo

En la fase de reflujo del ensamblaje del módulo, los chips de memoria están conectados permanentemente a la PCB (tarjeta de circuito impreso). Una vez que los chips se han conectado, el nuevo módulo se somete a pruebas de temperatura en a un ciclo de calentamiento de varios cientos de grados. Si el nuevo módulo se calienta demasiado rápido o permanece a una temperatura elevada durante demasiado tiempo, puede dañarse significativamente (y el daño no será visible). Además, si los componentes no se almacenaron adecuadamente antes del reflujo, se pueden expandir grandes cantidades de humedad atrapada y provocar un fallo en el módulo. Peor aún, un proceso de reflujo mal ejecutado puede proporcionar una falsa sensación de seguridad a un ensamblador de baja calidad. Si el reflujo no está preparado adecuadamente (o si se realiza de forma incorrecta), los módulos pueden funcionar lo suficientemente bien como para pasar las pruebas iniciales, pero se degradan significativamente con el tiempo, resultando inútiles para el consumidor final. ¿El resultado? Una memoria que parece tener un buen aspecto en el embalaje, pero que no funciona en cuanto la instala, o una memoria que falla de forma intermitente.

Empaquetado de componentes

Otra práctica de ensamblaje que diferencia ensambladores de alta y baja calidad es el empaquetado de componentes. En nuestros más de treinta años de fabricación de memorias, hemos advertido cómo cada vez más componentes de DRAM de otros ensambladores se empaquetan en matrices de malla de bolas (BGA). Esto es problemático porque en lugar de tener cables que salen del lado del chip, el chip se conecta a la PCB a través de esferas de soldadura (bolas) que están en la parte inferior del componente. Las BGA se pueden colocar utilizando el mismo equipo que se usa para colocar componentes con plomo, pero esto supone un problema porque el uso de algunas juntas de soldadura no es aceptable. Dado que la junta de soldadura se encuentra debajo del cuerpo del dispositivo, no se puede examinar su aceptabilidad. La única forma de inspeccionar estos paquetes es con una máquina de rayos X. Y la única forma de reemplazar o reparar la pieza es con un equipo especializado. Incluso si un ensamblador de memoria utiliza los mejores componentes disponibles para construir módulos, estos se pueden dañar debido a un montaje deficiente y el usuario nunca notará la diferencia.

Prueba de módulo individual

La tercera práctica de ensamblaje que diferencia los ensambladores de alta y baja calidad es cómo se prueban los módulos terminados (ensamblados). Algunos ensambladores prueban solo una pequeña muestra de módulos y consideran todo el lote como bueno en función de un "nivel de defecto aceptable". Estas empresas argumentan que es más barato verse expuestas a una cierta cantidad de devoluciones que detectarlas o prevenirlas. Si bien esto puede ser cierto para los resultados finales, si se encuentra en el pequeño porcentaje de usuarios que termina con una pieza fallida, probablemente no le parezca tan buena idea. A nosotros tampoco nos lo parece. Cada módulo de memoria Crucial ha sido probado individualmente a nivel de componentes, módulo y función. El rendimiento de su equipo es importante.

Hay muchas otras pruebas posteriores al montaje que también son importantes. Deseará que su ensamblador de memoria considere los módulos como terminados tras una serie de pruebas, incluida la comprobación de circuitos abiertos y cortocircuitos, comprobación de fugas, verificación de frecuencias de actualización y ejecución de pruebas de patrones. Sin embargo, el equipo para efectuar estas pruebas es extremadamente costoso y requiere una gran cantidad de soporte de ingeniería y un alto nivel de compromiso por parte del ensamblador. En lugar de comprar este equipo, muchos ensambladores de baja calidad optan por dispositivos de prueba portátiles más económicos, que solo verifican los circuitos abiertos y los cortocircuitos, y no realizan pruebas adicionales.

Los ensambladores de buena reputación también calificarán los módulos en diversas placas base. A medida que las velocidades de los procesadores y las memorias van en aumento, es cada vez más importante que los módulos cumplan más que una mera lista de especificaciones. Deben demostrar que funcionan en equipos concretos. Desafortunadamente, muchos ensambladores consideran que las pruebas integrales son un gasto injustificado, lo que puede generar un nivel desconocido de compatibilidad con su equipo. Pensamos de manera diferente. Para nosotros, la calidad y la compatibilidad no son costes que contabilizar, son ahorros que nos complace obtener para nuestros clientes.

La mejor forma de asegurarse de que su memoria se haya ensamblado correctamente

La mejor forma de obtener una memoria de primera calidad con garantías de que se ha ensamblado, probado y certificado correctamente es confiar en Crucial. Puesto que somos una marca de Micron, uno de los fabricantes de memorias más grandes del mundo, podemos recurrir a nuestras tres décadas de experiencia en la fabricación para garantizar que los módulos que vendemos son de la más alta calidad. El rendimiento de su equipo es fundamental; no lo deje en manos de un ensamblador de baja calidad.

Chat en directo
Chatear sin conexión