Aproveche los grandes descuentos en SSD. Comprar ahora

Aproveche los grandes descuentos en SSD. Comprar ahora


Lo siento. Su búsqueda no coincide con ningún número de pieza de Crucial activo o ID de configuración.

¿Cuál es la diferencia entre memoria y almacenamiento?

¿Le confunden los conceptos de memoria y almacenamiento? Estamos aquí para ayudarle.

La memoria (DRAM) es un componente de su ordenador que permite el acceso a datos a corto plazo. Puesto que las operaciones ejecutadas de forma instantánea en el sistema se basan en acceso a datos a corto plazo, p. ej., al cargar aplicaciones, navegar por la web o editar una hoja de cálculo, la velocidad y la cantidad de memoria juegan un papel decisivo para el rendimiento del sistema.

Almacenamiento (en forma de disco duro o unidad de estado sólido) es el componente de su ordenador que permite el acceso a datos a largo plazo. Es el componente en el que se accede y almacenan sus archivos, aplicaciones y sistema operativo.

En conjunto, la memoria y el almacenamiento funcionan en tándem con el procesador del sistema para acceder y usar los datos.

Así es cómo funcionan juntos los tres componentes.

 

  1. La unidad de almacenamiento aloja los programas y los archivos. La velocidad de la unidad de almacenamiento es fundamental para determinar la rapidez con que su sistema podrá arrancar, cargar aplicaciones y acceder a todo el contenido que tenga guardado.
  2. El procesador accede a la unidad de almacenamiento y transfiere datos almacenados de largo plazo a la memoria para el acceso a corto plazo (operación instantánea). Por ejemplo, cuando se dispone a iniciar un programa, el procesador del sistema tiene que acceder a datos almacenados de largo plazo desde la unidad de almacenamiento y convertirlos en datos útiles a los que puedan accederse a corto plazo a través de la memoria.
  3. El procesador accede a los datos desde la memoria para ejecutar programas, editar archivos y cambiar entre las distintas aplicaciones. La velocidad y cantidad de memoria instalada ayuda a calcular la rapidez con la que se podrán cargar y a la que funcionarán las aplicaciones, y a saber hasta qué punto su ordenador será eficaz realizando múltiples tareas.

 

Por la forma en que su sistema accede a los datos, la velocidad de la memoria y del almacenamiento es crucial para la rapidez con la que el procesador podrá convertir datos a otros tipos de formatos para que puedan utilizarse. Ya que los componentes de memoria y almacenamiento más lentos suelen causar cuellos de botella de datos, lo recomendable es actualizar uno o ambos componentes. Si su sistema parece lento, sin capacidad de respuesta o torpe comparado a cómo funcionaba cuando lo compró, le recomendamos actualizar la memoria, el almacenamiento o ambos para aumentar el rendimiento. Apreciará una diferencia notable.