¿Va a actualizar un servidor o una estación de trabajo? Lea antes esta información.

Si nunca ha comprado ni instalado una memoria para un servidor o una estación de trabajo, hay algunas consideraciones aparte de las que se aplican a los ordenadores de sobremesa y portátiles estándares. Estos factores no son obvios usando herramientas de detección como Crucial® System Scanner, por lo que es importante conocerlos y saber qué debe tener en cuenta a la hora de comprar actualizaciones para estos tipos de sistemas más exigentes. A continuación se detallan los problemas más comunes de los que nos informan los usuarios que desconocen estos requisitos.

ECC y no ECC

Los servidores y las estaciones de trabajo a menudo incorporan memoria con funciones extras para buscar errores y evitar el fallo de programas, con el objetivo de mejorar la estabilidad en sistemas que deben funcionar de forma ininterrumpida. Se trata de la memoria ECC (código de corrección de errores, Error Checking and Correction), que permite a la memoria comprobar la integridad de los datos y buscar errores creados por interferencia y solucionar errores de un bit conforme procesa los datos. La memoria no ECC suele ser bastante estable, pero para mayor tranquilidad para los sistemas que no pueden permitirse tiempos de inactividad, lo preferible es una memoria ECC. Los problemas de los que nos informan nuestros usuarios por lo general se producen al mezclar memoria ECC y no ECC, por ejemplo, cuando se envía un sistema preintegrado con memoria no ECC como opción y posteriormente se añade memoria ECC. Esta solución puede servir en raras ocasiones, pero la mayoría de las veces su sistema no podrá completar las rutinas POST y se cargarán a su sistema operativo. Otro problema posible es si su placa base o procesador no admiten la memoria ECC, que aunque podría funcionar, desactivaría la funcionalidad añadida, o impedir que su sistema complete el arranque. La mejor forma de confirmar cualquier limitación sobre la posibilidad de combinar o usar la memoria ECC es consultar las especificaciones de su placa base y procesador, o cualquier documentación de mantenimiento o del hardware para conocer la configuración preintegrada.

Memoria registrada y sin búfer

Al contrario que la memoria sin búfer (UDIMM), la memoria registrada (RDIMM) incluye un registro en el módulo que se encarga de almacenar en búfer los datos de un ciclo de reloj entre el controlador de memoria de un sistema y la DRAM de un módulo. Así se reduce la carga eléctrica de los componentes afectados y para compensar la ligera pérdida de rendimiento, el sistema puede admitir mucha más memoria de que lo que generalmente se podría con una memoria sin búfer. Prácticamente toda la memoria registrada es también ECC, con todas las ventajas que esto supone. Las limitaciones de la placa base, CPU y memoria ECC pueden evitar que la memoria registrada sea compatible al 100 % con su sistema, aunque con más frecuencia con componentes registrados, el sistema no arrancará si algún otro componente no es totalmente compatible. Por otra parte, la memoria registrada y la memoria sin búfer no se pueden combinar, ni siquiera en un entorno que sea compatible con ambos tipos de memoria.

Rangos

Los módulos de memoria pueden ser de rango único, doble, cuádruple u óctuple. Aunque no suelen ser un factor para los sistemas estándares, las limitaciones de rango pueden implicar algunas dificultades, sobre todo cuando se trata de componentes registrados. Lo más habitual es que los componentes de rango cuádruple u óctuple tengan requisitos específicos sobre cómo y en qué cantidad se pueden instalar en las ranuras de memoria de su sistema. Los módulos de mayor rango pueden limitar el número total de módulos que pueden instalarse, por ejemplo, solo se pueden rellenar cuatro de seis ranuras de memoria si se instalan componentes de rango cuádruple, por lo que tendrá que usar ranuras específicas de su sistema si se van a combinar componentes de rango cuádruple con otros de rango único o doble. Los rangos más altos también pueden afectar al ancho de banda de su memoria, de modo que su memoria tenga que ejecutarse a menor velocidad cuando hay instalados componentes de rango mayor. Esta compensación podría ser necesaria para usar mayores capacidades de memoria en algunos sistemas; si no hay disponibles componentes de rango único ni rango doble con las capacidades deseadas, o si los componentes de rango reducido no son compatibles con un sistema con una capacidad de memoria mayor. Si no se aplican estas restricciones, no hay diferencia funcional entre los rangos de los componentes.  Aquí puede encontrar información más detallada sobre los rangos.

Memoria de carga reducida (LRDIMM)

Las LRDIMM son una evolución de la memoria registrada con un exclusivo búfer de chip de memoria que reduce aún más la carga eléctrica. Al reducirse o eliminarse estos problemas de rangos, se admiten capacidades máximas de memoria sumamente altas sin pérdida de rendimiento (o al menos se disminuye su efecto) ni es necesario evitar rellenar todas las ranuras en un sistema compatible. Como la relación entre las memorias UDIMM y RDIMM, las LRDIMM no pueden combinarse con otros estándares sin que el sistema falle y no arranque correctamente.

Espacio físico

La memoria de servidor y de estaciones de trabajo, sobre todo las RDIMM y LRDIMM, suelen tener dimensiones físicas más grandes que las memorias comparables menos exigentes. Además, al soldarse más componentes en los módulos, se suelen instalar disipadores de calor para compensar el calor adicional generado por este aumento de componentes. Aunque las placas de servidor/estación de trabajo o los elevadores de memoria suelen tener en cuenta cómo se distribuyen las ranuras para la RAM, preste atención a las necesidades de altura de su sistema. Los sistemas con ventiladores de CPU más grandes u otros componentes internos que limitan la altura del módulo RAM podrían requerir módulos de perfil muy bajo (VLP) para instalarse junto a otros componentes instalados. Algunos usuarios también prefieren los componentes de tipo VLP porque el perfil más bajo favorece y mejora ligeramente la refrigeración y el flujo de aire por la carcasa.

Actualizaciones de BIOS

Un problema potencial para un ordenador es ejecutar un BIOS desfasado, pero los servidores y las estaciones de trabajo funcionan mucho mejor cuando ejecutan el BIOS más reciente de su sistema. Conforme se introducen tecnologías más nuevas en los componentes de RAM, es más probable que sea necesario actualizar el BIOS para ejecutar mayores capacidades de memoria.

Si tiene dudas sobre alguno de los aspectos anteriores, consulte al fabricante de su placa base o sistema y al equipo de soporte de Crucial. Aquí hay disponibles diversos métodos de contacto para Crucial para ayudarle a seleccionar los componentes adecuados a sus necesidades.

©2019 Micron Technology, Inc. Todos los derechos reservados. La información, los productos y las especificaciones están sujetos a cambios sin previo aviso. Ni Crucial ni Micron Technology, Inc. se responsabilizarán por las omisiones u errores que pueda haber en la tipografía o en las fotografías. Micron, el logotipo de Micron, Crucial y el logotipo de Crucial son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Todas las demás marcas comerciales y marcas de servicio son propiedad de sus respectivos propietarios.


Chat en directo
Chatear sin conexión