Lo siento. Su búsqueda no coincide con ningún número de pieza de Crucial activo o ID de configuración.

Conceptos básicos sobre RAID

Las llamadas configuraciones de matriz redundante de discos independientes (RAID, por sus siglas en inglés) utilizan varias SSD o discos duros. Pueden duplicar los datos para que no se pierdan archivos en caso de que se produzcan fallos en la unidad (una función denominada “reflejo” o “mirroring”). También permiten que las unidades funcionen en paralelo para que las operaciones de lectura y escritura se repartan entre los dispositivos y, así, se aumente el rendimiento, usando varios discos a la vez para una determinada operación (función denominada “seccionamiento” o “striping”). Estas matrices funcionan mejor cuando todas las unidades conectadas son idénticas, si bien en muchos entornos RAID se pueden usar discos diferentes. Las diferencias de capacidad y rendimiento entre las unidades conectadas reducen esos parámetros en cada disco del conjunto de la matriz al de la unidad con las especificaciones más limitadas.


Las descripciones RAID llevan asociado un número que identifica el tipo de operación que realiza el conjunto de discos, por ejemplo, una configuración RAID 0 indica una matriz con seccionamiento y una configuración RAID 1 indica una matriz con reflejo. Existen otros tipos de RAID cuando se utiliza una combinación de procesos de seccionamiento y reflejo, como RAID 10, RAID 5 y RAID 6. Las diferencias entre estas matrices RAID radican en la cantidad de discos que se necesitan y cómo se usan para aumentar el rendimiento, a la vez que permiten perder una o más unidades antes de que se produzcan pérdidas de datos.


Una configuración RAID puede basarse en hardware o en software. Una RAID de hardware usa un controlador RAID específico para gestionar las unidades instaladas, mientras que una RAID de software usa un programa en el sistema operativo instalado para realizar la misma función. En general, una RAID de software es más económica de configurar y de usar, pero invertir en hardware específico para configurar una RAID reduce el uso de CPU y de los recursos del sistema necesarios para gestionar la matriz. Los pasos para configurar una RAID dependen del tipo de RAID que se esté usando, pero generalmente una matriz se configura en la utilidad de firmware de un adaptador RAID o en la UEFI o BIOS del sistema; después, el sistema operativo se encarga de buscar la matriz como destino de la partición y empieza a escribir datos, ya sea instalando un sistema operativo en la RAID o usándola como volumen secundario. Consulte la documentación de la placa base, del sistema operativo o del adaptador RAID específico para obtener instrucciones detalladas sobre la configuración y administración.


Si consideramos el uso diario, una RAID funciona de forma similar a un solo disco, pero las herramientas de diagnóstico leen los datos de una configuración RAID de forma diferente a como lo hacen en una SSD o un disco duro. Por ejemplo, Crucial Storage Executive no es totalmente compatible con algunos controladores y configuraciones RAID, y determinadas funciones como los informes SMART o las actualizaciones de firmware pueden no funcionar en todos estos entornos no compatibles, lo que requiere desmontar temporalmente la RAID para realizar actualizaciones o para solucionar problemas en las unidades por separado. Además, aunque los sistemas operativos y los controladores RAID más recientes permiten ejecutar comandos TRIM en las SSD, los sistemas operativos y controladores antiguos podrían no ser complemente compatibles, con lo que algunas características como la Recolección de basura cobran aún más importancia a la hora de seguir obteniendo el máximo rendimiento de las SSD conectadas.

©2020 Micron Technology, Inc. Todos los derechos reservados. La información, las especificaciones y los productos están sujetos a cambios sin previo aviso. Ni Crucial ni Micron Technology, Inc. se responsabilizarán de las omisiones o errores que pueda haber en los textos o en las fotografías. Micron, el logotipo de Micron, Crucial y el logotipo de Crucial son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Micron Technology, Inc. Todas las demás marcas comerciales y marcas de servicio son propiedad de sus respectivos propietarios.